lunes, 14 de octubre de 2013

Recetas de la Abuela. Carne Compuesta


Hoy traigo una nueva receta de las que hacía mi abuela y que como todas, ya no es una novedad, esta riquísima. Es un estofado de ternera que queda perfecto y con el acompañamiento de las papas pues imaginaos.

Ingredientes:
  • 1/2 Kg. de ternera para estofado
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 cabeza de ajo
  • Tomillo, Laurel
  • Pimentón dulce
  • Sal
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua
  • 1-2 papas
Preparación:
  •  Pelamos la cebolla y la zanahoria y las picamos finas.
  • Se pocha la cebolla con un poco de aceite.
  • Cuando esté doradita se añade la zanahoria la cabeza de ajo entera, la carne, el laurel y el tomillo, sal, una pizca de pimentón, el vino y el agua.
  • Dejamos cocinar tapado a fuego medio hasta que la carne este tierna.
  • Si vemos que durante la cocción se consume el líquido podemos añadir un poco más de agua. Nos interesa que quede salsita.
  • Pelamos las papas y las cortamos en taquitos. Las freímos en abundante aceite y las servimos acompañando a la carne.
 
 
 Un plato sencillo y muy rico. Un guiso como los de antes

lunes, 7 de octubre de 2013

Tarta Fina de Manzana

Empieza el otoño, y con él un cambio en las frutas que nos ofrece el año. Atrás queda el colorido de las frutas de verano,  pero en esta época también podemos disfrutar de apetitosas variedades. Entre ellas las manzanas, que son hoy las protagonistas. Me encantan las tartas de manzana, de hojaldre, de masa, con crema sin crema...
La receta de hoy es extremadamente fácil y rápida y tendremos un postre o merienda magnífico. Es de Gordon Ramsay (El de pesadilla en la cocina versión americana), pero le he añadido la vainilla que le da un toque espectacular.

Ingredientes:
  • Una masa de hojaldre
  • 2-3 manzanas
  • Azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • Azúcar glas
  • 2 cucharadas de mantequilla blanda

Preparación:
  • Primero preparamos el azúcar avainillado. Para ello trituramos el azúcar con las semillas de la vaina de vainilla. Reservamos.
  • Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo.
  • Cortamos la masa de hojaldre usando un plato para darle forma circular. Con las masas de hojaldre que venden salen 2-3 tartas.
  • Ponemos los circulos en una placa de horno con papel para hornear y los pinchamos con un tenedor para que no suban.


  • Descorazonamos las manzanas y las pelamos. Si no tenemos este accesorio lo hacemos con un cuchillo pequeño.
  • Con la ayuda de una mandolina (mucho cuidado que tuve un pequeño accidente) o un cuchillo cortamos láminas finas de manzana y las vamos poniendo una encima de la otra cubriendo toda la superficie de la masa.
  • Untamos la mantequilla por encima de las manzanas.


  • Espolvoreamos con el azúcar avainillado por encima de las tartas de tal forma que queden cubiertas.
  • Las metemos en el horno durante 12-15 minutos o hasta que el hojaldre este hecho.
  • Sacamos las tartas del horno y las espolvoreamos con azúcar glas y la caramelizamos con un soplete.
  • Podemos servirla caliente con una bola de helado encima que se irá derritiendo o bien dejamos que se enfríe sobre una rejilla y la comemos después.

Otro postre o merienda que añadir a nuestra agenda de imprescindibles. Realmente exquisita. Y con el helado ya es.... Corred a hacerla!!!!!

lunes, 23 de septiembre de 2013

Bocados de Polvito




¡Hola a todos! He estado desconectado los últimos 3 meses. Ha sido un verano muy inmtenso y después de tres años hemos podido disfrutar de 15 días de vacaciones, así que vuelvo con las pilas cargadas para retomar con fuerza el blog y seguir aportando mi granito de arena para que entre todos podamos comer y cocinar un poco más y si es mejor pues perfecto.
La receta de hoy es una variación de la primera que publiqué en el blog y que era el Polvito Uruguayo.
Se trata de poder comer el postre en un solo bocado, como una especie de bombón. 

Ingredientes:
  • 1 lata de leche condensada pequeña
  • 1 ½ paquetes de galletas maría dorada
  • 1 tetra brick de nata para montar 200 ml
  • 1 bolsa de suspiros de los pequeños

Preparación:
  • Primero hay que poner la leche condensada al baño maría para que se caramelicen. Yo pongo la lata en la olla express con agua hasta la mitad de la lata y la tengo 45 minutos. Si no tuvieras olla express, en una normal durante al menos 1,5 horas. Cuando esté lista la dejamos enfriar y luego a la nevera. Este paso es mejor hacerlo el día anterior.
  • Los suspiros son merengues secos. En canarias los venden ya hechos, pero si no se podrían hacer caseros.
  • Trituramos las galletas y los suspiros por separados.
  • Montamos la nata sin azúcar.
  • Mezclamos la leche condensada con las galletas hasta formar una pasta espesa
  • Formamos bolas con la masa como si fueran albóndigas y las metemos en el polvo del suspiro. Así quedan completamente blancas.
  • A la hora de servir ponemos un cuenco pequeño con un poco de nata y mojamos la bola antes de comerla. 
  • También podríamos recubrir la bola con la nata y rebozarla despues en el polvito, pero es más difícil de manejar.



 Que hambre me está entrando de imaginarmelo. Están buenísimas y son muy fáciles de hacer. Espero que os haya gustado y las hagáis porque vale realmente la pena

lunes, 3 de junio de 2013

Hogaza de Pan Blanco con Masa Madre

Hoy huele a pan recién hecho en toda la casa. Y es que después de conseguir mi primera masa madre, tal y como mostré en la anterior entrada,  este fin de semana he realizado mi primer pan. Vaya logro!! y el resultado no podría ser mejor, Será la suerte del principiante. Esperemos que a partir de ahora todos salgan igual de ricos, crujientes, aromáticos...
Tengo el libro de Dan Lepard, "Hecho a Mano" y en él viene una receta del pan que hice. Se trata de una hogaza de trigo blanco.
Es un pan grande con una corteza crujiente y una miga húmeda y esponjosa llena de alveolos por los que se escapará seguramente el aceite con el que lo voy a probar. ¡Un auténtico placer! 

Ingredientes:
  • 200 g de masa madre
  • 300 ml de agua fría
  • 500 g de harina panificable
  • 12 g sal marina fina
Preparación:


  • Lo primero que hay que hacer es refrescar la masa madre que lleva una semana aletargada en la nevera. Lo ideal es refrescarla durante dos días previos a usarla. Para ello cogemos una cucharada de masa madre del fondo del bote y la ponemos en otro bote o un bol y la mezclamos con 100 g de harina de trigo y 100 g de agua. Remolvemos bien y dejamos reposar 24 horas tapado. Al día siguiente retiramos 3/4 partes de la mezcla y volvemos a añadir 100 g de agua y 100 ml de harina. Lo volvemos a dejar 24 horas. En este tiempo ya habrá fermentado. En el siguiente refresco debemos añadir suficiente cantidad de agua y harina para que nos sirva para la receta y nos sobre para guardar masa madre para la siguiente.
  • Así, para 200 g de masa madre, retiramos 3/4 partes de lo que tenemos (nos quedarían mas o menos 50g), y añadimos 125 g de harina y 125 de agua. Así tendríamos 300 g en total. 200 los usamos para el pan y 100 los guardamos en un bote en la nevera para la siguiente vez. Mezclamos bien y dejamos fermentar un par de horas para que doble el volumen como mínimo.
  • En un bol grande mezclamos la masa madre con el agua. Añadimos la sal y la harina y mezclamos todo con una mano hasta que no quede harina seca. La masa es pegajosa, así que retiramos los que se nos queda pegado a los dedos y lo incorporamos al contenido del bol. Dejamos reposar 10 min.

  • Untamos la encimera con un poco de aceite y volcamos la masa. Así no se nos pegará. Amasamos durante 10-15 segundos. Para amasar, si queremos, nos ponemos un poco de aceite en las manos hasta que le perdamos el miedo a las masas pegajosas. Amasamos estirando la masa con la mano derecha hacia delante mientras con la izquierda la sostenemos. Traemos lo que hemos estirado sobre lo otro y damos un cuarto de vuelta. Volvemos a hacerlo durante esos pocos segundos. Formamos una bola con la masa y dejamos reposar tapado con un paño húmedo 10 minutos.
  • Lavamos bien el bol y lo untamos con un poco de aceite.
  • Volvemos a amasar durante 10-15 seg, formamos una bola y pasamos la masa al bol enaceitado y cubrimos con el paño. Dejamos reposar 10 minutos.
  • Sacamos del bol y amasamos 10-15 seg. Formar bola con la masa y la ponemos en el bol. Cubrimos y reposo de 30 minutos
  • Amasado de 10-15 seg. formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar 1 hora.
  • Amasado durante 10-15 seg. Formamos una bola y la metemos en el bol. Ponemos el paño encima y dejamos reposar 1 hora.
  • Amasamos 10-15 seg. Formamos una bola y metemos en el bol con aceite cubierto con el paño. Dejamos fermentar durante 2 horas. en estas dos horas realizaremos dos plegados a la masa cada 45 minutos. Para ello dentro del mismo bol, cogemos con cuidado un extremo de la masa y lo plegamos sobre el centro, después el otro extremo.
  • Pasadas estas dos horas la masa estará muy delicada. Con cuidado volcamos el bol sobre la encimera ligeramente enharinada para que no se pegue y la masa caerá sola. Ahora podemos dividir la masa en dos porciones de 500 g o bien hacer una hogaza sola, que es lo que yo hice.
  •  Para ello formamos una bola con la masa. Esto se hace cogiendo los extremos de la masa e ir llevándolos hacia el centro como si fuera un atillo y sujetándolos con el dedo pulgar,
  • Cogemos un bol o un cesto de pan (estos cestos son como de mimbre y son perfectos para fromar este tipo de panes). si no tenemos cubrimos un bol con un trapo de algodón o lino y lo enharinamos bien. Ponemos la masa en este bol con la parte fea (donde hemos recogido el "atillo") hacia arriba. Tapamos con el paño y dejamos fermentar hasta que doble su tamaño. Dependiendo de la temperatura ambiente este tiempo puede ser de 4 horas más o menos.
  • Precalentamos el horno a 250ºC. Dejamos la bandeja de horno dentro del horno para que este caliente cuando metamos el pan.
  • En otra bandeja o pala de horno, ponemos un papel de hornear y volcamos la masa en él. Hacemos unos cortes en la superficie del pan o de forma circular o haciendo un cuadrado. Estos cortes son importantes porque por ahí va a romper el pan y es necesario para que se expanda bien en el horno. Pulverizamos la pieza con aun poco de agua y metemos en le horno deslizando el papel sobre la bandeja.


  • Durante los 10 primeros minutos cados 2 minutos podemos pulverizar agua sobre las paredes del horno para crear vapor que hará que la corteza sea más crujiente. Pasados los primeros 10 min. bajamos la temeperatura y seguimos horneando unos 40-50 minutos.
  • Sabremos si el pan está hecho cuando suene hueco al golpear la parte de abajo. También si tenemos un termómetro podemos pinchar y si está a95ª o más. si vemos que esta dorándose demasiado y no está listo podemos cubrir con un poco de papel de horno hasta que llegue el momento de sacarlo.
  • Una vez terminado apagamos el horno y lo dejamos 15 minutos mas dentro para que termine de secarse.
  • Sacamos la pieza y la dejamos secar sobre una rejilla
 
Bueno pues ya está, ya tenemos nuestro primer pan. Es un proceso largo, pero realmente es por los reposos, porque de trabajo de amasado no tiene mucho. El pan necesita tiempo, pero el resultado vale la pena. Podemos hacer los amasados y antes de dejar la fermentación de 2 horas, metemos la masa en la nevera tapada con film durante toda la noche y seguir el proceso al día siguiente. Así nos organizamos según el tiempo que tengamos.

lunes, 27 de mayo de 2013

Masa Madre

Hace un tiempo que he empezado a seguir un programa de televisión que muchos conoceréis que es Robin Food. En uno de los programas fue de invitado Ibán Yarza un apasionado del pan, del buen pan y que además sabe transmitir su pasión perfectamente. Te engancha con su sencillez para elaborar algo que muchos creíamos fuera de nuestro alcance. Tras ver su programa busqué más información y descubrí más programas que había hecho y algunos blogs que escribe. A partir de aquí el abanico de posibilidades es inmenso; muchos panaderos profesionales están abriendo sus hornos para enseñar a disfrutar de este alimento básico y que lamentablemente está siendo maltratado por muchos establecimientos. El pan, por mi corta experiencia y por lo que voy aprendiendo necesita su tiempo, para desarrollarse en toda su magnitud, tanto en aroma, sabor, textura... El pan rápido, con mucha levadura, al final no nos aporta nada y el disfrute queda muy mermado.
Como me gustan los retos, empecé en este mundo por elaborar mi propio fermento natural o masa madre. Con ella no se usa levadura, actuando en su lugar. Con la masa madre conseguimos una fermentación más lenta posibilitando una transformación alucinante en el pan. Conseguimos una miga más húmeda una buena corteza y que el pan aguante muchos días.
Puede parecer una tarea complicada, pero ya veréis como es muy sencillo. Además la masa madre que hagamos una vez nos servirá para todos los panes que queramos hacer, simplemente hay que seguir aliméntandola y cuidándola para que nos dure mucho tiempo, incluso años. 

Ingredientes:
  • 50 g. de harina integral de centeno
  • 50 g. de agua
  • 1 bote de 500 ml
Preparación:
 
  •  En la elaboración de la masa madre no son muy importantes las cantidades. Simplemente queremos una textura de pasta.
  • Día 1:Mezclamos los ingredientes con una cuchara y dejamos reposar tapado con un trapo o con la tapa con un un agujero, así dejamos escapar los gases que se van formando. Podemos hacer una marca en el bote para seguir la evolución.
  • Día 2: Transcurridas 24 horas no se aprecia apenas actividad. Quizá alguna burbuja. Lo único que hacemos este día es revolver la masa y volvemos dejar reposar tapado.


  • Día 3: Ya se observan señales de actividad, aparecen muchas burbujas y la masa ha aumentado de volumen. Retiramos la mitad de la masa y añadimos harina de centeno y agua hasta obtener la misma textura del primer día. Removemos, tapamos y esperamos otras 24 horas. Lo que está pasando es que las levaduras y bacterias naturales presentes en la harina están actuando convirtiendo los azúcares de la harina y generando CO2 y disminuyendo el pH de la masa, lo cual aumenta la acidez que  es fundamental para que la masa madure correctamente. En este día ya se empieza a apreciar un  olor ligeramente ácido que es indicativo de que todo va bien.


  • Día 4: La masa ha crecido notablemente y las burbujas campan a sus anchas por todo el bote. El olor ya es muy característico, es difícil de explicar, pero es ácido, intenso, pero nada que ver con un olor a podrido (huevos podridos), si fuese ese el olor la masa estaría mal y habría que empezar de nuevo. Pero no os desaniméis, es más fácil que salga bien. Como en el día anterior retiramos la mitad de la masa y refrescamos con una nueva cantidad de agua y harina. En este paso la harina que usé fue de trigo. La razón es aclarar la masa y hacerla más versátil para poder usarla tanto para panes blancos como integrales. Removemos bien, tapamos y dejamos reposar.


  • Día 5: Esta mañana me he llevado una grata sorpresa pues la masa ha rebosado por el bote y se ha salido. La fermentación está disparada y la masa madre está casi lista. Pero para saber si ha madurado lo suficiente para poder hacer pan con ella, tras el siguiente refresco tiene que ser capaz de doblar su tamaño en un par de horas. Cuando consigamos esto la masa estará lista y podremos utilizarla.

  •  Una vez que tengamos la masa en su punto podemos hacer dos cosas: usarla y hacer un delicioso pan o guardarla para elaborar pan en otro momento. Para conservarla la tapamos y guardamos en la nevera. Así puede estar semanas, incluso meses. Cuando la queremos usar la tendremos que sacar de la nevera y refrescarla con una nueva dosis de harina y agua durante dos días para que vuelva a alcanzar su máximo esplendor.
  • Los días que he puesto aquí es lo que a mi me tardó, pero no todas las harinas son iguales, ni las temperaturas... así que hay veces que tarda más y otras veces menos. Lo importante es el resultado final, así que no os desaniméis si véis que no funciona porque seguro que con paciencia al final saldrá bien.
Bueno pues el primer paso para hacer un pan de calidad lo hemos hecho. Ya solo falta  ponernos manos a la obra o en este caso manos en la masa, pero eso será en el siguiente episodio de esta magnífica y vibrante aventura de hacer tu propio pan.

lunes, 6 de mayo de 2013

Lomo de Atún con Salsa de Naranja


Empieza el mes de Mayo y con el la temporada del atún. Durante las próximas semanas, la costa gaditana se convertirá en un auténtico espectáculo con la pesca del atún.  Habría que hacer una ruta por los bares de Barbate, Zahara... y degustar este magnífico pescado  en todas sus variedades. Esta receta es una inspiración de una de Bruno Oteiza que vi por Internet.
La salsa de naranja combina perfectamente con el atún y además unas patatas con crema de cebolla para acompañar un plato redondo.

Ingredientes (2 personas):
  • 2 lomos de atún
  • 1 vaso de zumo de naranaja
  • 1/4 vaso de jerez
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cebolla
  • Perejil
  • 2 patatas medianas
  • 1 pizca de maicena
  • Sal
  • Pimienta
Preparación:
  • Para la salsa de naranja ponemos en un caldero pequeño el azúcar con el jerez y lo cocinamos a fuego lento para que vaya reduciendo y caramelizando. Cuando empiece a coger color tostado añadimos el zumo de naranja y seguimos cociendo unos minutos hasta que reduzca a la mitad. Colamos para que quede más fina y salpimentamos. Si queremos que espese un poco podemos añadir maicena previamente disuelta en un poco de agua. Antes de servirla le ponemos perejil picado.
  • Para la crema de cebolla; cortamos la cebolla en trozos pequeños y la pochamos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Echamos una pizca de sal.  Cuando esté blandita y haya cogido un poco de color la retiramos del fuego y la trituramos con una batidora. Pasamos por un chino y reservamos.
  • Pelamos las patatas y las cortamos en rectángulos. Lo que nos sobre lo reservamos para hacer un puré o algo así. Las cocemos en agua con sal hasta que estén hechas, las sacamos y secamos bien. En la sartén donde hicimos la cebolla con un poco de aceite las marcamos por todos los bordes.
  • Por último en una plancha o sartén con un poco de aceite y muy caliente marcamos los lomos de atún.
  • Presentamos poniendo la salsa de naranja en el plato, encima el lomo de atún al que añadimos un poco de sal y en un lado las patatas con la crema de cebolla cubriéndolas.

Y a disfrutar!!!!!

lunes, 22 de abril de 2013

Tarta de Queso al Horno


Que buen fin de semana hemos pasado. Con amigos, sol, buena comida... Lástima que dure tan poco. Como nos reuníamos, pensé en hacer una tarta para merendar y que mejor que una rica rica de queso.
Hay infinidad de versiones de este exquisito postre, y espero que os guste y la pongáis en práctica.

Ingredientes:
  • 200 g queso untar (1 tarrina)
  • 100 g de queso manchego semi curado
  • 200 ml nata de montar
  • 3 yemas
  • 3 claras
  •  100 g de azúcar (reservamos 2 cucharadas para las claras)
  • 35 g de harina
  • 20 g de maicena
  • 1/2 vaina de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Sal
Preparación: 
  • Abrimos la vaina de vainilla y sacamos todas las semillas y las ponemos en el azúcar, a la cual también añadimos la ralladura del limón.
  • Batimos en un bol las yemas con el azúcar. Después le añadimos la nata, los quesos, la harina y la maicena. Lo batimos bien a mano o con una batidora eléctrica para asegurarnos que no queden grumos.
  • Por otro lado montamos las claras con un poco de sal y el azúcar que habíamos reservado.
  • Cuando estén montadas, con cuidado, mezclamos la crema de queso con las claras, con movimientos envolventes para perder la menor cantidad de aire posible.
  • Si queremos hacer la tarta más rápido podéis batir todos los ingredientes sin separar las claras de las yemas. Quedará igual de rica, pero un poco menos esponjosa.
  • Precalentamos el horno a 230ºC 10-15 minutos.
  • Ponemos un circulo de papel de horno en la base de un molde circular (mejor si es de base desmontable). Si queremos untamos un poco de mantequilla en las paredes del molde para que se pueda desmoldar mejor.
  • Vertemos la masa en el molde y metemos al horno.
  •  Horneamos a 230º durante 10-15 minutos y después bajamos la temperatura a 170ºC otros 15 minutos. En este momento debería estar, pero para asegurarnos con un cuchillo hacemos la prueba, si sale limpio está. Si durante el horneado vemos que se dora demasiado por arriba y todavía no está hecha, ponemos por encima un papel de horno para que no se queme.
  • Sacamos la tarta del horno y esperamos que se enfríe. Llegado ese momento desmoldamos y listo.
  • Podemos ponerle por encima alguna mermelada de fresa, frambuesa o la que más os guste. En este caso batí unas fresas con un almíbar y troceé unas fresas en cuadraditos.


Riquísima!!! Perfecta para cualquier merienda, cumpleaños...

lunes, 15 de abril de 2013

Tartaletas de Crema y Fresas


Definitivamente ha entrado la primavera. Ya era hora de pasar un fin de semana repleto de sol y calorcito. ¡Cómo se echaba de menos!
Esta semana voy a ser un poco original y haré una receta con una fruta que no suelo usar, la FRESA.
No lo puedo  evitar, las veo en la frutería y las tengo que comprar. Que mejor vicio que éste.
Son unas tartaletas de pasta brisa con una crema pastelera y las fresas para terminar. Es muy fácil ya veréis.

Ingredientes:
  • 1 lámina de pasta brisa
  • 350 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 70g de azúcar
  • 25 g. de harina
  • 15 g. de maicena
  • Corteza de limón
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1/2 rama de canela
  • 5-6 fresas




Preparación:
  • La pasta brisa se puede preparar en casa, pero tenía ésta ya preparada y tenía que gastarla, así que para los que no queráis complicaciones ésta vale perfectamente.
  • Primero preparamos la crema pastelera. Para ello, en un caldero ponemos 300 ml de leche con la corteza de limón, la vaina abierta y la rama de canela y calentamos sin que llegue a hervir.
  • En un bol batimos las yemas con el azúcar, la harina, la maicena y los 50 ml de leche restantes. Batimos bien para que todos los ingedientes se mezclen completamente.
  • Cuando la leche esté caliente retiramos el limón, la vainilla y la canela. Vertemos en el caldero la mezcla que hemos batido en el bol y a fuego bajo vamos removiendo con las varillas hasta que vaya espesando. Cuando vemos que hace surcos paramos y dejamos enfriar con un film pegado a la superficie para que no haga costra.
  • Mientras se enfría la crema pastelera vamos a hornear las tartaletas.
  • Desenrollamos la masa y la cortamos en círculos más grandes que los moldes que tengamos, ya que hay que tener en cuenta las paredes.
  • Engrasamos los moldes y con cuidado vamos poniendo la masa en ellos, apretando bien por todos los bordes y sellando por arriba quitando lo que sobre.


  • Calentamos el horno a 180ºC
  • Pinchamos con un tenedor la base de la masa para evitar que suba. De todas formas yo siempre le pongo unos garbanzos para que hagan de peso.
  • Horneamos durante 10-15 minutos, hasta que veamos que se doran los bordes.
  • Sacamos los moldes dejamos enfriar en el molde un minuto y luego con cuidado los desmoldamos y ponemos sobre una rejilla para que terminen de enfriar. Los garbanzos se los podemos quitar antes o después, como queráis.


  • Lavamos bien las fresas y las cortamos en láminas a lo largo.
  • Cuando la crema esté fría, la ponemos en una manga pastelera y vamos rellenando todas las tartaletas. 
  • Encima colocamos las fresas y espolvoreamos un poco de azúcar glas o normal.
 

Ya tenemos el acompañamiento para el café de esta tarde o de cualquier otra porque teniendo la crema pastelera preparada con antelación es un postre que podemos hacer en pocos minutos.

lunes, 8 de abril de 2013

Muslos de Pollo Asados


Después de dos semanas bastante ajetreadas vuelvo para ofrecer una nueva receta. Como siempre es una receta muy sencilla y muy apetitosa. El plato lo he hecho con muslos de pollo, pero se puede hacer con contramuslos deshuesados, muslos de pavo, el pollo entero. Lo que os guste más. Lo mejor es la piel doradita y la salsita que sale, que está para chuparse los dedos.

Ingredientes:
  • 4 muslos de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil picado
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 rama de romero
Preparación:
  • Salpimentamos los muslos de pollo y los untamos con un poco de aceite.
  • Los ponemos en la bandeja del horno y sobre cada uno un poco de romero.
  • Metemos el pollo en el horno previamente caleantado a 180ºC, durante 30 min.
  • En un mortero machacamos los ajos con un poco de sal y el perejil. Añadimos al mortero el vino y mezclamos bien todo, reservándolo para después.
  • Cuando pase la media hora, sacamos la bandeja y damos la vuelta a los muslos y los volvemos a meter 20 minutos. Ya está una parte dorada y ahora se dorará la otra.
  • Transcurrido el tiempo sacamos la bandeja y vertemos el contenido del mortero sobre los muslos uniformemente y volvemos al horno otros 20 minutos.
  • Sacamos el pollo y lo servimos inmediatamente, acompañandolo de la salsita que se haya formado.


Un poco de horno y comida resuelta. ¡¡Véis que fácil!!

lunes, 25 de marzo de 2013

Capricho de Fresa

Esta receta surge de la improvisación, de coger lo que tienes en casa y en 5 minutos elaborar un rico postre. Lo mejor es el sabor, y su vistosidad, pero el tiempo que se tarda en hacer es un gran atractivo, sobre todo para los más perezosos. Es una especie de trifle, un postre típicamente inglés en el cual se suceden diversas capas de bizcocho, frutas, crema, nata...
Seguimos con las fresas, que ya están dando para un blog monográfico, pero así seguiremos mientras haya en abundancia.

Ingredientes:
  • 1 trozo de bizcocho
  • 6-7 fresas
  • 1 yogurt griego con fresas
  • azúcar
  • vinagre balsámico de Módena

Preparación:
  • Lavamos bien las fresas y las cortamos en trozos. Las ponemos en un recipiente con 2 cucharadas de azúcar y 2 de vinagre. Removemos y dejamos macerar 1 hora.
  • El bizcocho lo usé porque estaba ya un poco seco, pero si el bizcocho está bien también se puede usar. Cogemos el bizcocho y lo desmenuzamos con las manos y lo ponemos en el fondo de una copa o vaso. Dejamos un poco de bizcocho para otra capa.
  • Encima del bizcocho ponemos una capa de yogur (2-3 cucharadas).
  • Ahora añadimos una parte de las fresas.
  • Después repetimos las capas y con las fresas ponemos también el jugo que se ha formado.

¿Véis que fácil es? Y está buenísimo. Contrasta el bizcocho con el yogur y la fresas bien maceradas... un placer auténtico.

lunes, 18 de marzo de 2013

Calamares Encebollados


Después de tantas recetas de dulces, postres y fresas hace falta un poco de sal en nuestras vidas. Jeje. La receta de hoy tiene como elemento principal el calamar. Los calamares son un alimento que me encanta y además es muy versátil pudiendo usarse en multitud de platos; en su tinta, rebozados, a la plancha, rellenos, en arroz... y por supuesto el magnífico bocadillo de calamares. Delicioso sin duda.
Lo que vamos a preparar es muy sencillo pues necesita sólo un par de pasos. El tiempo es algo más largo pues necesita más cocción para que el calamar quede tierno.
Espero que la disfrutéis.

Ingredientes:
  • 2 calamares grandes (si es de potera mejor) o 6 pequeños
  • 2 cebollas grandes
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Perejil
  • 1 guindilla pequeña
  • Harina
Preparación:

  • Limpiamos bien los calamares. Para ello quitamos la cabeza y vaciamos bien el cuerpo, dándole la vuelta para limpiarlo bien por dentro. 
  • Reservamos los tentáculos para después.
  • Cortamos el calamar, bien en aros o en trozos cuadrados. Reservamos.
  • Pelamos las cebollas y  las cortamos en juliana fina.
  • Ponemos aceite en una cacerola ancha y echamos la cebolla a pochar a fuego bajo, para que quede blanda y no se dore demasiado. Cuando la cebolla esté transparente añadimos los calamares y subimos el fuego para que se doren. Cuando estén dorados añadimos un vaso de vino blanco y la guindilla y tapamos, dejando cocer a fuego bajo durante 30-40 minutos.
  • Hasta ahora no hemos añadido sal, porque los calamares son un poco salados, entonces para no pasarnos, al final cuando esté apunto corregimos de sal.
  • Transcurrido el tiempo destapamos y dejamos que termine de evaporar el líquido, porque los calamares suelen soltar bastante agua y normalmente queda un poco.
  • Ponemos una sartén con abundante aceite a calentar.
  • Cortamos los tentáculos en varios y los enharinamos y sacudimos bien.
  • Los freimos cuando el aceite esté bien caliente para que queden bien crujientes.
  • Servimos los calamares en el plato y ponemos por encima los tentáculos y por último un poco de perejil picado.

 Una receta muy rica y con una salsa buenísima para mojar. 

lunes, 25 de febrero de 2013

Recetas de la Abuela. Postre de Fresa

 

Hacía tiempo que no publicaba una receta del libro de mi abuela y este fin  de semana aprovechando que nos quedábamos en casa he hecho uno de mis postres favoritos. Lo que más recuerdo cuando ella lo hacía era lo que quedaba en el bol de la batidora y que gustosamente me comía con el dedo. ¡Qué placer!
Es un postre muy fácil y riquísimo. Eso sí, es muy dulce, así que es perfecto para los más golosos.

Ingredientes:
  • 400 ml nata para montar 
  • 1 lata leche condensada 
  • 1 chorrito zumo de limón
  • 250 g de fresas en almíbar:
    • 320 g fresas
    • 80 g azúcar
    • Piel de limón (2-3 pieles)
    • 1 chorrito de zumo de limón

Preparación:
  • Lo primero que haremos son las fresas, que se pueden tener hechas el día de antes. Para ello en un caldero ponemos las fresas lavadas y troceadas, junto con el azúcar, el limón y las pieles. Dejamos macerar durante 2-3 horas.


  • Calentamos las fresas, que habrán soltado el jugo, durante unos minutos hasta que estén blandas.
  • Las metemos en un bote y dejamos que se enfríen. En este paso si queremoes podemos cerrar bien el bote lleno hasta arriba y hacer una conserva y tendríamos fresas en almíbar mucho tiempo.


  • Montamos la nata que debe estar muy fría junto con unas gotas de zumo de limón. 
  • Cuando esté montada seguimos batiendo y añadiendo la leche condensada.
  • Después añadimos las fresas que hemos escurrido previamente. Batimos unos minutos más para que las fresas se integren bien.
  • Enfriamos 2-3 horas.
Que bueno está!! Dulce, cremoso, y con todo el sabor de la fresa. Estupendo postre.

lunes, 18 de febrero de 2013

Tartaletas de Fresas



Ya están aquí, fieles como cada año, las fresas han llegado. Este año parece que un poco más carillas, pero bueno son cosas del clima, que le vamos a hacer. Intentaremos disfrutar de ellas durante el mayor tiempo posible porque es una de mis frutas preferidas. Así que no os sorprendáis si en los próximos meses el blog se convierte en un monográfico de esta maravillosa fruta.
Hoy la receta es muy sencilla y se me ocurrió porque quería acompañar las fresas maceradas con algo y si era crujiente mejor. Cogí una receta de lenguas de gato que hago y la adapté para hacer estas tartaletas, que quedaron buenísimas.

Ingredientes:(2-4 personas)
  • Para las galletas:
    • 50 g. de harina
    • 50 g. de azúcar glas
    • 50 g. de mantequilla pomada
    • 2 claras de huevo 
  • Para las fresas:
    •  250 g. de fresas
    • 2-3 cucharadas de azúcar
    • 3 cucharadas de vinagre balsámico
Preparación:
  • Lavamos bien las fresas. Las cortamos en trozos a nuestro gusto.
  • Las ponemos en un recipiente con el azúcar y el vinagre y las removemos bien. Dejamos macerar durante 2 horas más o menos.
  • Para hacer las tartaletas ponemos los ingredientes en un bol y mezclamos bien. La mantequilla pomada se consigue dejando la mantequilla a temperatura ambiente un rato y luego la batimos para conseguir esa textura cremosa. 
  • Una vez integrados bien todos, tapamos con film y metemos en la nevera durante 30 minutos.
  • Precalentamos el horno a 180ºC.
  •  Sobre la bandeja del horno ponemos un papel sulfurizado y vamos poniendo la masa con una cuchara dándole forma redonda y lo más fina posible. El tamaño ya depende de cada uno. Yo las hice pequeñas (para dos bocados) y puse dos por persona.
  • Metemos en el horno y esperamos 4-5 minutos o hasta que se empiece a dorar por los bordes y un poco por el centro.
  • Ahora sacamos las "galletas" de una en una y como tienen textura blanda porque están calientes la metemos en un recipiente más pequeño para darle forma de tartaleta. Esperamos unos segundas y las sacamos manteniendo así la forma que le hayamos dado. De esta forma no sólo podemos hacer tartaletas sino cualquier forma que queramos pues la masa es muy manejable.
  •   Dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.
  • Montamos el plato justo antes de servir para que la tartaleta no se humedezca. con una cuchara ponemos fresas un poco escurridas en el interior de la tartaleta y espolvoreamos con azúcar glas.
Bueno un postre muy rico y además una forma original de acompañar las clásicas fresas maceradas

lunes, 11 de febrero de 2013

Chapata de Mozzarella y Champiñones



Hace unos meses participé en un concurso de bocadillos del Instituto Flora. Se trata del Proyecto Optimus, en el cual se quiere hacer hincapié en la comida saludable; que no hay alimentos buenos o malos, sino que un equilibrio de ellos hacen que la dieta sea sana. Animado por la propuesta mandé esta receta al considerarla sana, equilibrada y a la vez muy apetitosa. No gané, pero quedé entre las 20 mejores recetas, que tampoco está mal.


Ingredientes:(2 bocadillos)
  •  1 chapata
  • 3-4 champiñones 
  • 1/2 calabacín
  • 2 bolas de mozzarella
  • 6 lonchas de pechuga de pavo
  • 2-3 hojas de lechuga
  • 1/2 tomate
  • Orégano
  • 2 cucharadas de margarina

Preparación:
  • Rallamos el tomate y lo mezclamos con la margarina y el orégano.
  • Lavamos bien los champiñones, les quitamos el tronco y los fileteamos muy fino. Hacemos lo mismo con el calabacín. También lavamos la lechuga y dejamos que escurra bien.
  • Pasamos por la plancha tanto los champiñones como el calabacín hasta que se doren un poco.
  • Escurrimos bien las mozzarellas y las cortamos en láminas.
  • Cortamos la chapata, la abrimos y la tostamos ligeramente en el horno.
  • Untamos la margarina y montamos las capas de la siguiente forma: Champiñones, mozzarella, calabacín, pechuga de pavo, lechuga.
Habéis visto que fácil y que rico. Ya estáis tardando que la cena de esta noche va a ser perfecta.

lunes, 28 de enero de 2013

Croissants


Esta semana traigo una receta deliciosa, porque no me negaréis que un buen croissant es una de las cosas más ricas que existen. El problema que para hacer un buen croissant hay que trabajar un poco. Es una receta bastante laboriosa, pero en un fin de semana que tengamos libre, podemos hacerla sin problema. Paciencia y veréis que el resultado vale la pena.
Es la primera vez que voy a poner un video en el blog, a ver que tal queda.
He añadido un pequeño menú con las catego´rias de las recetas y un indice general de recetas para que sea más sencillo buscar.

Ingredientes:
  • 500 g de harina de fuerza + para espolvorear
  • 25 g de levadura fresca
  • 125 ml + 125 ml de leche
  • 12 g de sal
  • 70 g de azúcar glas
  • 250 g de mantequilla
  • 1 huevo + 1 cucharada de leche para el glaseado
  •  almíbar para después (opcional) (100g azúcar+100g de agua)
Preparación:
  • Lo primero que vamos a hacer es una masa madre. La masa madre es una base de harina y levadura que después se usa para que fermente mejor la masa entera. Para ello usamos 100 g de harina, 125 ml de leche y la levadura. En un cuenco ponemos la harina. Disolvemos la levadura en la leche templada. Vamos integrando poco a poco con la harina hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos con papel film y dejamos reposar en un lugar cálido 2 horas o que doble el volumen.
  • Ponemos el resto de la harina, leche, sal y azúcar en un cuenco y mezclamos. Añadimos la masa madre o esponja y seguimos amasando hasta obtener una textura blanda y pegajosa que se despegará de los bordes del cuenco. Formamos un disco (esta forma facilita el amasado con rodillo), lo envolvemos con film y dejamos en la nevera toda la noche.
  • Al día siguiente sacamos la mantequilla de la nevera y la ponemos sobre un film con un poco de harina. Enharinamos el rodillo y aplastamos un poco la mantequilla formando un rectángulo de 1 cm de grosor. Lo envolvemos en film y metemos en la nevera mientras trabajamos la masa. 
                   *TRUCO: para hacer un cuadrado más fácilmente con la mantequilla, podemos  cortar el bloque de mantequilla en láminas y formar un puzzle-cuadrado de 12x15 cm. Entonces vamos aplastando y uniendo las partes hasta fromar un cuadrado de 19x19 cm.


  • Sacamos la masa de la nevera y la vamos extendiendo con el rodillo en forma de rectángulo. Espolvoreamos con harina la mesa a medida que estiramos para que no se pegue. Estiramos hasta 1 cm de grosor. Retiramos la harina en exceso con un pincel. Al final nos debe quedar un cuadrado de 27x27 cm.

  • Colocamos el cuadrado de mantequilla encima de la masa de forma que las puntas de la mantequilla apunten hacia los lados de la masa. Ahora vamos cogiendo los bordes de la masa yu cubrimos con ella la mantequilla por completo. Espolvoreamos un poco de harina sobre la masa y el rodillo y extendemos en sentido contrario (horizontal) formando un rectángulo de 20x61 cm. 

  • Ahora vamos a dar la primera vuelta. Las vueltas son los distintos dobleces que se hacen en la masa para que luego se formen las múltiples capas características del hojaldre. estas capas se forman al intercalarse la mantequilla y la masa. Los pliegues los hacemos doblando el extremo izquierdo sobre el segundo tercio y el derecho sobre lo primero como cuando doblamos un folio en tres para meterlo en un sobre. Quitamos el exceso de harina con un pincel, envolcemos en film y metemos en la nevera 30 minutos.

  • Sacamos la masa de la nevera y la giramos 90º con respecto a antes, es decir, si antes el pliegue estaba hacia la izquierda ahora quedará hacia nosotros. Lo estiramos dejando un grosor de 1,5 (otra vez un rectángulo de 20x61cm) y repetimos el pliegue. Quitamos con un pincel el exceso de harina, envolvemos en film y otra vez a la nevera 30 minutos. 
  • Repetimos hasta hacer 3 vueltas y luego dejamos reposar en la nevera 2 horas.
  • Sacamos la masa y estiramos lo mas fino posible (un rectángulo de 20x112) y cortamos triángulos de 12,5 cm de base.

  • Cogemos el triángulo y con la base hacia nosotros haremos un corte de 1 cm en el centro de la base y enrollamos hacia arriba sin apretar la masa. al terminar se nos queda la forma de media luna típica de los croissants.
  • Colocamos los croissant en la bandeja del horno a la que hemos puesto papel de hornear y pintamos con el huevo desde el centro hacia afuera para que no se meta en los pliegues. Dejamos fermentar 2 horas para que doblen el volumen. Si hace mucho frío es recomendable ponerlo en un sitio cálido para que fermente mejor.


  • Precalentamos el horno a 200ºC y bajamos a 180ºC cuando los metamos. Hornearemos hasta que se doren y hayan subido. Cuando estén los sacamos y los ponemos sobre una rejilla a enfriar. En este momento si queremos los pintamos con el almíbar.  

Bueno después de todo el trabajo vale la pena el resultado. Recomiendo dejarlos enfriar un poco aunque calientes también están buenísimos. Es importante usar ingredientes de buena calidad, una buena harina y sobre todo una gran mantequilla garantizan que el resultado sea mejor. Si queremos se pueden congelar antes de hornear. Paa ello los congelamos formados antes de la fermentación. Después los sacaríamos y dejaríamos fermentar 2 horas y luego a hornear.

lunes, 21 de enero de 2013

Empanada de Atún



 Feliz Año 2013!! Un poco tarde, pero he estado demasiado tiempo desconectado, entre las navidades y el trabajo no he tenido tiempo para casi nada. Porque cocinar sí que he cocinado y mucho. A lo largo de las siguientes semanas iré publicando alguno de esos platos que hemos probado estas navidades.
Quiero también dar la bienvenida a mi amiga Elena, que ha empezado su andadura bloguera con un espacio muy dulce: Elena, dulces y recetas.

Hoy traigo una receta muy fácil y que puede socorrer ante cualquier cena o comida imprevista.

Ingredientes:
  • 2 láminas de hojaldre
  • 1-2 cebollas
  • 2 pimientos verdes pequeños
  • 1 kg de tomates maduros
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Azúcar
  • 4 latas de atún pequeñas
  • 1 huevo o 1 yema
Preparación:
  • Cortamos la cebolla y el pimiento en cuadraditos pequeños.
  • Pochamos a fuego lento la cebolla y el pimiento con un chorro de aceite de oliva.
  • Mientras lavamos bien los tomates y los pelamos. Esto podemos hacerlo con un cuchillo muy bien afilado o escaldándolos en agua hirviendo. Para ello hacemos un corte en cruz en la base del tomate y los metemos en agua hirviendo 20-30 segundos. Después los pasamos por agua fría para cortar la cocción y que se suelte la piel.
  • Rallamos el tomate y reservamos hasta que nos haga falta.
  • Cuando la cebolla y el pimiento estén bien blanditos y empiecen a coger color añadimos el tomate y lo cocinamos a fuego lento hasta que esté. También añadimos el vino, la sal y un poco de azúcar para corregir la acidez.
 
  • Cuando el tomate esté frito retiramos del fuego y dejamos que se enfríe.
  • Precalentamos el horno a 200ºC.
  • Escurrimos bien el atún y lo añadimos al sofrito de tomate y mezclamos bien.
  • Ponemos una de las láminas de hojaldre sobre una placa de horno en la que hemos puesto un papel para hornear. Pinchamos con un tenedor bien la lámina para que no suba cuando la hagamos.
  • Distribuimos el sofrito sobre la lámina de hojaldre dejando un centímetro por cada lado para que luego se cierre bien. 

  • Cogemos la otra lámina de hojaldre la estiramos un poco y la situamos sobre el sofrito y sellamos bien los bordes con la lámina de abajo.
  • Batimos el huevo o la yema y con un pincel pintamos por encima para que quede brillante y con buen color.
  • Metemos al horno y bajamos la temperatura a 180º. Horneamos durante 15-20 minutos o hasta que veamos que ha subido y esté dorado. Si vemos que se dora demasiado por arriba ponemos un poco de papel de aluminio por encima hasta que termine la cocción.
Rica, rica y muy fácil. A mi me gusta comerla fría, pero caliente también está muy buena.